El aporte de la Medicina Tradicional China en el cuidado de la salud de la mujer

http://www.biloba.es

doctora medicina china

La Dra. Nuria Lorite Ayán tiene una dilatada trayectoria como docente de cursos de Medicina Tradicional China.
El próximo mes de mayo impartirá en el Centro Cultural de China en Madrid un nuevo curso:
ASPECTOS DESTACADOS DE LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA, en el que se tratará aspectos tan cruciales de la salud como el síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, y tratamiento del cáncer con Medicina Tradicional China.
A continuación reproducimos el texto de una conferencia presentada por la Dra. Lorite el día 15 de junio de 2002 en la Universidad de Westminster, Londres, en el que se aborda en profundidad estas cuestiones.

Síndrome de Fatiga Crónica y Quistes Mamarios / Miomas: la relación Hepática. Enfoque desde la MTC

A lo largo de esta ponencia se va a presentar la relación entre el Síndrome de Fatiga Crónica, padecido por numerosas mujeres, y la formación de quistes mamarios y miomas. Siendo ambas, situaciones de una gran incidencia entre la población femenina, tiene una gran importancia el hecho de que exista una relación causal entre dichas afecciones.

Durante los últimos años he atendido a diversas pacientes que sufrían inicialmente un síndrome de fatiga crónica (SFC). Todas ellas venían sin tener mucha idea de lo que realmente estaba pasando. Se quejaban de fatiga intensa, poca concentración, poca memoria, sensación de ser incapaz de realizar las tareas diarias, cefaleas, dolores corporales (en la espalda, en las piernas, etc.) que algunas veces eran tan intensos que casi no podían moverse. También se quejaban de depresión y de una pérdida de energía para realizar trabajos mentales o intelectuales.

Ser una mujer, una mujer completa y vivir todos los papeles que una tiene que vivir es bastante complicado. Como mujeres, como madres, como parejas, como personas individuales necesitamos hacer todo lo mejor posible. A lo largo de los últimos años muchas mujeres están sufriendo afecciones relacionadas con su papel como mujer, algo está cambiando y deberíamos tener los ojos, los oídos y el corazón abiertos.

Antes de continuar, echemos un vistazo a las fases de actividad del sistema inmunitario Th1 y Th2 desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China, y después desde un punto de vista más especial:

Th1: Es una fase yang de actividad en la cual el cuerpo se defiende a sí mismo con células y sustancias relacionadas con acciones antivirales y antibacterianas. La fase Th1 tiene lugar durante el día, el Qi Defensivo fluye por los Órganos yang, siguiendo esta secuencia: tai yang (Intestino delgado, Vejiga), shao yang (San Jiao, Vesícula Biliar), yang ming (Estómago, Intestino Grueso), para comenzar de nuevo el ciclo.

Th2: Es una fase yin de actividad en la que el organismo realiza acciones inflamatorias y reparadoras mediadas por la inmunidad humoral. La fase Th2 tiene lugar por la noche, el Qi Defensivo cambia y fluye por los Órganos yin según esta secuencia: Riñón, Corazón, Pulmón, Hígado, Bazo y así siguiendo de nuevo el ciclo

En los casos de SFC se observa un cambio en el cual el patrón Th2 es predominante. ¿Qué significa un cambio de patrón de actividad Th1 a Th2? Desde luego, hoy día sabemos mucho acerca de este cambio, pero consideremos otros factores:

Cuando se produce un cambio de Th1 a Th2, quiere decir que el patrón de citoquinas pasa de ser atacante, antiviral y antibacteriano a ser un patrón inflamatorio. Y esto también significa que manteniéndose Th2 predominante durante todo el día, se vive durante todo el día una situación inflamatoria. El cuerpo cree que algo está ocurriendo continuamente, y el sistema inmunitario nos defiende continuamente. La situación real es que existe una pequeña pero continua lucha. Y esta pequeña lucha día tras día, significa semanas, meses, años de lucha, con lo cual el sistema inmunitario se deprime desde todos los puntos de vista: físico y emocional/espiritual.

Podemos decir aún más: Desde el punto de vista naturopático, la fase yin del día también es una fase de acidez o acidosis. Y realmente esto es muy importante, ya que esta acidez que subyace en la situación produce muchas de las manifestaciones de la paciente. Además, el Hígado trabaja duro por la noche, intentando limpiar la sangre y los espacios extracelulares de las toxinas. Si el cuerpo no está suficientemente limpio y purificado, el Qi puro no puede ascender a la cabeza. La Sangre no será fresca y limpia, la mente no podrá descansar tranquilamente… todo esto contribuye a la sensación de fatiga.

Riñón, Corazón, Pulmón, Hígado, son Órganos yin que con mucha frecuencia sufren situaciones de insuficiencia de yin que llevan a la formación de Calor por insuficiencia. Los síndromes de insuficiencia de yin – Calor por insuficiencia representan situaciones inflamatorias con fiebre baja, dolores, cansancio, etc: la fase Th2 está predominando.

Etiología

Las emociones son una de las etiologías que se presentan casi siempre: en nuestro caso la ira, la frustración, la “depresión”, el estrés durante mucho tiempo pueden llevar a un estancamiento del Qi de Hígado. Todo esto puede llevarnos a una situación de “auto-protección”, y con mucha frecuencia esto significa que actuamos como si cada problema fuera enorme, tremendo. Nos defendemos a nosotras mismas antes de haber sido atacadas. Estamos siempre “emocionalmente inflamadas”, valga la expresión.

Tenemos que trabajar, tenemos que ser madres, ser amigas de nuestros amigos, ser esposas o compañeras de nuestra pareja, tenemos que ser mujeres de verdad, y tenemos que ser nosotras mismas. Y ¿cómo podemos hacer todo esto, teniendo en cuenta que siempre queremos hacerlo lo mejor posible? Esto supone un gran costo energético, realmente, requiere enorme cantidad de energía emocional y física.

Por mi experiencia, las mujeres que viven así están/estamos viviendo prácticamente como hombres… Y siempre intentando demostrar que “podemos hacerlo”.

Los hombres son yang por naturaleza, las mujeres son yin por naturaleza. Durante los últimos años, las mujeres han conquistado “altas cimas” en términos sociales, pero hemos tenido que pagar por ello. Hay mucha frustración, mucha rabia, mucha tristeza. No tenemos tiempo suficiente para vivir todo: no podemos trabajar fuera de casa, y cuidar y disfrutar de nosotras mismas, de nuestra familia, de nuestra relación con nuestro marido-pareja, y desear aún crecer en todos los sentidos. El precio es muy alto. Como mujeres ya hemos demostrado que somos capaces. Entonces… ¿por qué tanta presión?

Aparición de masas patológicas: quistes mamarios, miomas

Toda esta presión, todas estas emociones se quedan en nuestros corazones, en nuestros hígados, y en términos chinos, llevan a un estancamiento del Qi hepático. Mamas, útero y ovarios son los órganos femeninos, así que si enfermamos de nuestras emociones femeninas, nuestro cuerpo va a mostrarnos esta situación. Y estos son los únicos lugares posibles para manifestar dicha situación: mamas, útero y ovarios. ¿Podría ser de otra forma?

El estancamiento de Qi de hígado puede llevar a diferentes desequilibrios, por ejemplo, el estancamiento de Qi de Hígado es responsable de la formación de masas de Qi y de Sangre, tales como, quistes mamarios y de miomas en el útero, también de quistes ováricos.

En estos años, he encontrado que TODAS las mujeres que trato a causa de un SFC son inteligentes, buenas trabajadoras, relacionadas con la educación o la publicidad o trabajos similares, pero en general, realmente trabajan duro, y se han formado, tienen una familia o una pareja a la que cuidar y de la que disfrutar, pero… están tan cansadas… tan deprimidas… Comentan su sensación como “no lo estoy haciendo bien, no estoy haciendo lo que se supone que tengo que hacer (pero no tengo fuerzas)”. Muchas se sienten desplazadas, fuera de lugar. ¿Podría esto indicarnos que hace falta un cambio?

TODAS ellas mostraban títulos positivos para el Virus de Epstein Barr en su sangre. Solían sufrir de problemas de garganta cuando eran jovencitas o niñas, y aún todavía los padecían con frecuencia. Los recuentos de linfocitos eran normales. De esta forma, junto con la sintomatología, se confirma un patrón Th2.

Como sabemos el SFC requiere un tratamiento prolongado, sobre todo cuando las pacientes no han sido tratadas o bien porque el tratamiento no haya sido el adecuado.

He tratado estos casos con acupuntura y fitoterapia china, junto con homeopatía, y he notado, además las pruebas clínicas lo han demostrado, que la suplementación con un hongo como el Coryolus versicolor proporciona uno de los resultados más rápidos en términos de energía, buen descanso nocturno y buen humor. En pocos días ellas experimentan un aumento de energía, incluso con dosis muy bajas, de 1 – 1,5 g diarios, y menos dolor, es decir, en general, mejor calidad de vida.

Según ha pasado el tiempo, he notado que estas mujeres que trataba empezaban a padecer más problemas ginecológicos. TODAS tenían diagnósticos de quistes mamarios o miomas uterinos. Con este hecho en mi cabeza, empecé a investigar y comprobé que cuanto más antiguo fuera el SFC, más fácil era haber desarrollado ya los “bultos” en el pecho o los miomas.

Como consecuencia de todo lo anterior, ahora explico a mis pacientes mujeres que padecen SFC que aunque el tratamiento va a ser prolongado, es importante tratar toda la situación correctamente, incluyendo problemas menstruales, ya que existe riesgo de desarrollar esas afecciones ginecológicas.

En este caso, la conversación toma otros derroteros: busquemos la etiología real de la situación ya avanzada: la que subyace a todo, independientemente de la dieta, de las causas orgánicas… y no se trata del virus de Epstein-Barr ni de ningún otro virus, sino de un desequilibrio emocional. Este desequilibrio quizás pueda estar relacionado con la educación recibida (la mayoría de las mujeres comentan esto), o con esta sociedad occidental que nos ha conducido a las mujeres a un estilo de vida bastante anti-natural, anti-femenino. Por supuesto, no quiero decir que tengamos que decir a nuestras pacientes mujeres que no trabajen, por ejemplo, pero sí que al menos  consideren cómo están viviendo y sintiendo como mujeres.

Pautas de Tratamiento

Puesto que el desequilibrio del Hígado es la causa principal de este SFC y del desarrollo de las masas en el pecho y de los miomas, se requiere acupuntura una o dos veces a la semana, por supuesto realizando la correcta selección de puntos. En términos generales, una buena elección podría ser al menos, al siguiente:

H2, Xingjian, o H3 Taichong, elegir entre uno de estos teniendo en cuenta si hay manifestaciones de Fuego de Hígado, en cuyo caso es preferible H2. Ayudaremos a que el Qi de Hígado fluya de forma uniforme y de esta manera apoyaremos el flujo general del Qi.

B6,Sanyinjiao, ayuda al yin de Hígado, muy importante en estos casos porque actúa sobre la Sangre, las menstruaciones, el útero y el flujo del Qi de Hígado.

E36, Zusanli, aumenta el Qi general y así ayuda a que fluya. No hay que olvidar que estamos tratando situaciones de fatiga. Algunas veces también hay que considerar utilizar B3, Taibai.

Ren4, Guanyuan y los puntos extra de útero, como puntos específicos para el Útero.

VB41, Zulinqi, ayudará a los pechos; SJ6, Zhigou, también como VB41 ayudará al flujo del Qi de Hígado y a eliminar Calor.

En cuanto a la fitoterapia china, una de las situaciones más comunes es la de insuficiencia de yin, una insuficiencia de yin bastante generalizada, por lo que una de las fórmulas más utilizadas es Jade Spring (de las fórmulas de los Tres Tesoros), además de la clásica Xiao Yao San o una modificación adecuada, para tratar la base de estancamiento de Qi hepático. Con esta combinación también podemos actuar sobre la insuficiencia de Qi de Bazo que se observa frecuentemente. Desde luego, podemos encontrarnos otras combinaciones de síndromes pero éstos son los básicos.

También incluyo suplementación con Coryolus versicolor, con resultados extraordinarios: como pauta básica utilizo 6 tabletas diarias de 500 mg durante las 2 ó 3 primeras semanas, y en cuanto la paciente tiene la sensación de aumento de energía reduzco la dosis a la mitad. He notado, para mi sorpresa, que muchas mujeres necesitan incluso dosis muy bajas: decido que la dosis debe disminuirse cuando tienen la sensación de estar muy “aceleradas”. Puedo decir que algunas pacientes toman sólo 2 tabletas diarias y se sienten muy cómodas con sensación de aumento de energía, duermen mejor y se sienten mucho mejor en general, lo cual es un resultado importante.

Como he dicho antes, no es infrecuente que utilice homeopatía y terapias afines a la homeopatía, pero el hecho es que cuando empecé a tratar estos casos no utilizaba hongos, y se demostró un gran cambio cuando empecé a introducir Coryolus. Y aunque algunas veces utilizo Ganoderma lucidum, incluso Cordyceps sinensis, el que más frecuentemente incluyo como suplementación es Coryolus. También debo decir que no he encontrado ningún problema en las suplementaciones prolongadas. Además los resultados conseguidos por Coryolus son muy apreciados por las pacientes.

Conclusión

El Hígado (como esfera funcional en términos de MTC) es el enlace entre el SFC y el desarrollo de masas ginecológicas como quistes o fibromas mamarios y miomas.

Prestemos atención a este hecho, ya que en poco tiempo pueden manifestarse estas masas patológicas, sobre todo en mujeres cercanas a la menopausia.

Así que podemos prevenir estas situaciones con el tratamiento adecuado y enfocando nuestro interés en la etiología real.

Quizás ya es el momento de que nos paremos, pensemos, meditemos y realicemos el cambio.