HACIA UN NUEVO PARADIGMA DE EDUCACIÓN

MENSAJE DEL DIRECTOR DEL FUDAN HIGH SCHOOL DE SHANGHAI

China es un país donde tradicionalmente la educación ha tenido un peso enorme en las prioridades e inquietudes de su sociedad. La complejidad de su escritura, y el hecho de que desde tiempos muy remotos existieran en China exámenes oficiales de acceso al funcionariado imperial (exámenes cuya preparación duraba años), han conformado una peculiar visión de la educación en China considerada como el pilar moral de la persona y principal preocupación de las familias chinas.

China es un país donde en materia de educación y universidades, existe mucha competencia

No olvidemos que hay mil cuatrocientos millones de chinos…, de ahí que el esfuerzo que se pone en el estudio sea claramente superior a lo que en otras latitudes occidentales estamos acostumbrados. Los escolares chinos trabajan duro, muy duro, tienen muchos deberes y, además de sus estudios regulares, la mayoría de ellos estudian otras materias como música, dibujo, idiomas, etc. Todo esfuerzo es poco para lograr una buena puntuación en el bachillerato que les permita poder acceder a una buena universidad desde la que catapultarse a un buen puesto de trabajo. Efectivamente, los escolares chinos viven bajo mucho estrés, y sus padres también…

estudiante-dormido-escritorio-libro-cara

Sin embargo soplan nuevos vientos en China, el país donde más rápido tiene lugar las transformaciones. Hace cuatro décadas China inició su reforma económica que le ha llevado a ser hoy en día una gran potencia, y en los últimos diez años China lleva protagonizando la mayor revolución tecnológica de su historia. Formación e innovación las dos recetas mágicas que el país se ha propuesto para dar el salto a la cuarta revolución industrial. ¿Cómo se ve todo esto desde el plano de la educación?

Hoy plasmamos en este espacio de análisis y discusión sobre China un mensaje de una figura de gran relevancia e el mundo de la educación, el director del prestigioso High School afiliado a la universidad de Fudan en Shanghai, una de las tres mejores universidades de China. Su mensaje nos ha parecido fresco e inspirador, no exento de visión crítica sobre el propio sistema chino de educación, y con una serie de consejos para padres y educadores que van más allá de la inmediatez del día a día, y nos hacen reflexionar sobre un pilar tan importante de nuestra sociedad como es la educación de nuestros hijos.

director fudan

¡Ojo con perseguir la excelencia absoluta! calma y detente un momento…

Un niño excelente toca el piano, sabe bailar y pintar, su rendimiento académico es alto con respecto a la media, accederá a una buena escuela secundaria, los buenos resultados de sus calificaciones le darán acceso a una buena universidad, de ahí podrá optar a universidades en el extranjero…

Muchos de los padres que vienen a nuestro centro piensan de esta manera, se imaginan a sus hijos unos años después realizando estudios de posgrado y doctorados. Se imaginan a su hijo con un trabajo de subdirector con menos de cuarenta y cinco años, y de director antes de los cincuenta. Esta fulgurante carrera académica y profesional en algunas ocasiones acaba con fracasos personales sonoros (incluso con altos directivos en la cárcel antes de los cincuenta y cinco años). Es en ese momento cuando los padres derraman amargas lágrimas: “¿Cómo le ha podido pasar esto a mi hijo?”

¿Es esto lo que buscamos con la educación? ¿ lograr excelentes calificaciones, habilidades artísticas, capacidades técnicas… ? ¿Dónde está el problema? El problema central de la educación no está en el nivel de capacidad de los estudiantes, ni en los contenidos de la reforma educativa ni siquiera en el nivel tecnológico de nuestras aulas. El problema de nuestra educación hoy es que, en la búsqueda de la excelencia, hemos perdido el “alma”. Nuestra educación carece de alma. La tecnología educativa de China ha ido demasiado rápido y el “alma” no puede seguir su  ritmo.

cansado

Guiar a los niños hacia amor, la bondad y la sabiduría

Platón dijo: “enseñar es guiar por el camino de la reflexión para que el sujeto le de forma a su alma”.

El filósofo indio Krishnamurti escribió un libro “La educación es liberar la mente”. Liberar la mente, según el contexto de Platón, es dedicarse a la filosofía, y la filosofía en occidente no es otra cosa que amor a la sabiduría. Hay tres cosas en el alma de una persona: amor, bondad y sabiduría.

Y pienso, además, que son valores universales en nuestro mundo de hoy, a pesar de que muchos lo han olvidado.

La educación debería ser el arte de la lentitud. La educación es como cultivar flores: las siembras, las cuidas las ves crecer y las observas mientras esperas a que florezcan. Me gustaría que esta imagen calase en la mente de los padres, la educación de sus hijos debe ser un arte lento, no se preocupen, no fuercen, no tengan prisa, déjenles florecer…

La vida debería ser un arte “lento”, como lo s la educación.

crecer y educacion

Lo que más encaje, lo que mejor se adapte a las circunstancias de cada alumno, esa es la mejor educación.

No hay una dirección definida en la forma en que cada estudiante debe aprovechar su talento.

El futuro de los niños tiene posibilidades ilimitadas. ¿Por qué es valioso un niño? Porque es en la infancia el momento en el que se abren un sin fin de posibilidades, porque un niño tiene posibilidades ilimitadas.

No existe un enfoque único para todos, la mejor educación es la que más se adapta. No hay una sola dirección definida para el camino y el método que cada estudiante debe asumir para potenciar su capacidad.

¿Qué están haciendo ahora tantas escuelas prestigiosas en China? Las escuelas prestigiosas ELIGEN a sus estudiantes, porque los recursos educativos de alta calidad son limitados, porque hay una gran competencia. Es algo muy correcto desde la necesidad de criterios validos para el funcionamiento de cualquier organismo, pero incorrecto desde la perspectiva de la educación. La educación real debería incluir todo el espectro de alumnos.

muchacha-asiatica-pequeno-nino-dormir-estante-biblioteca

Abandonar el utilitarismo y volver a la educación real

Muchas veces tratamos a los estudiantes como medios en lugar de tratarlos como nuestro objetivo.

Muchos padres ven también a sus hijos como un medio. Cosechar éxitos académicos, entrar  en una escuela prestigiosa son solo aspectos para darnos más respetabilidad, es utilizar el desarrollo de los niños para satisfacer deseos, anhelos o necesidades de nuestros adultos, forzosamente han de surgir problemas con este tipo de educación, porque fuerza a los niños a ser tremendamente competitivos, a esforzarse de manera desmesurada y les cerramos otras posibilidades innatas.

Hoy en día es usual que en la educación secundaria se les  asigne tareas a los chicos que básicamente no pueden terminarlas hasta las  las once o doce de la noche, incuso se complica a partir del tercer año de la escuela secundaria.

Si examinamos el patrón de crecimiento de los niños entre trece y dieciséis años,  comprobaremos que en ese rango de edad la glándula pituitaria segrega dos hormonas muy importantes, la hormona sexual y la hormona del crecimiento. Estas dos hormonas se segregan entre las once de la noche y tres de la madrugada, especialmente entre la una y las tres. No se segregarán normalmente bajo luz y presión.

Entender esta circunstancia es algo básico a la hora de asignar tareas, y no es sino una manifestación de lo dicho anteriormente de la necesidad de volver a un concepto de la educación como un arte “lento”, de volver a las leyes naturales de educar lentamente, en silencio sin impetuosidad, sin presunción, de este modo nuestro hijo logará atesorar conocimientos y aptitudes y talento, y su alma estará llena. Esta debería ser la Nueva Normalidad en Educación.

La segunda idea importante es la de no cerrar todo el conjunto de posibilidades que un niños tiene en su futuro. En lo que hoy destaca el alumno no necesariamente debe ser su único camino, o en lo que hoy falla puede que destaque mañana. El hecho de que un padre sea doctor o ingeniero o quiere decir que su hijo deba seguir la misma senda de exigencia académica, la mejor educación es que mejor de adapta al “alma” de cada alumno, dejemos que este alma crezca y florezca, y seamos conscientes de que para verla florecer la debemos acompañar con paciencia y amor.

Tanto Aristóteles como Confucio, hablaron de la bondad del justo medio como criterio moral en las decisiones de la vida, apliquémoslo también a la educación. Hoy en día estamos en un momento de exceso en educación, exceso de esfuerzo, de trabajo, de exigencias de nivel técnico, nuestros profesores no saben cómo enseñar y nuestros líderes no saben cómo organizar el trabajo. La educación escolar se ha alejado así del “justo medio”, olvidando la naturaleza misma de su disciplina.

corazoncabeza

Por ello me agrada especialmente cerrar esta charla con la frase: La educación es un proceso lento y elegante. El gran novelista chino Mo Yan decía que “la mejor educación de casa se puede condensar en seis frases!”.

 

Cursos relacionados:

Curso de chino para niños

Curso de chino online

Cursos de chino para adultos

Curso de cultura china